El masaje es una terapia realizada por un profesional con sus manos.

Tienen objetivos terapéuticos, libera endorfinas, recupera el físico y la mente.

Un masaje descontracturante será realizado por kinesiólogas mediante técnicas de masoterapia intensas en la zona tensionada o de dolor.
Su finalidad es principalmente quitar nudos musculares, liberar las tensiones de las fibras musculares y contribuir a mejorar la postura, liberar el estrés y aliviar la zona tratada.

Un masaje de relajación consiste en movimientos suaves y localizados en la piel, cuyo objetivo es proporcionar la relajación y el bienestar de la persona. Es un masaje indicado para personas con mucho estrés o carga emocional importante. 

Piedras calientes: El masaje con piedras calientes o terapia geotermal combina el masaje terapéutico tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales.

Los masajes tienen una duración de 45 minutos y todos incluyen aceites aromáticos y música de relajación.